El futuro en automoción y energía sostenible es el GLP. Se está poniendo de moda por muchas razones y se están convertido en una de las mejores opciones, por ser una energía más limpia y económica.

 

Los coches a GLP son turismos de gasolina adaptados para usar indistintamente uno u otro carburante. Así, una clara ventaja que ofrecen todos los turismos de gas es su autonomía, ya que al llevar dos depósitos, esta se incrementa, en algunos casos hasta los 1300 kms. Cuando se agota el tanque del gas el vehículo pasa automáticamente a utilizar el de gasolina. El kilometraje de los motores a GLP no dejan lugar a dudas sobre la fiabilidad de este combustible.

¿Qué es el GLP?

El GLP es gas licuado del petróleo y está formado por una mezcla de propano (C3H8) y butano (C4H10) en estado líquido. Para mantenerse así, el GLP requiere de ser almacenado a -40 ºC o a una presión de aproximadamente ocho atmósferas.

¿Cuánto se puede ahorrar con un coche de GLP?

Un coche de GLP sale un poco más caro de inicio que uno de gasolina, pero algo más barato que la variante diésel del mismo modelo con igual o similar potencia. Depende del modelo pero actualmente la adaptación supera en poco los 1000 euros, dependiendo del modelo. Una cantidad rápidamente amortizable.

 

Con un coche de GLP te puedes ahorrar hasta un 40%

 

Los coches de GLP consumen alrededor de un 20% más cuando están usando gas licuado. Sin embargo, de media, el precio del GLP se sitúa en un 50% el de la gasolina, así que el ahorro con gas licuado de petróleo puede estar entre el 30 y el 40%.

En este portal del Ministerio de Energía y Turismo encontraras todos los precios de todos los combustibles actualizados

Aunque depende de los kilómetros que haces al año, el ahorro en usar GLP pueden estar en alrededor de 30 euros por cada 1.000 km recorridos. Y además las mecánicas se desgastan menos, así que a la larga ahorrarás también en el mantenimiento del vehículo.

¿Dónde se puede repostar GLP?

Con GLP tienes más de 500 estaciones de servicio donde poder repostar tu coche, así que te podrás mover sin problemas por toda España.

Aquí es dónde hay másdiferencias entre el gas natural y el GLP gas licuado de petróleo. Por ahora, este es el mayor inconveniente del GNC frente al creciente GLP. Los coches a gas natural solo disponen de poco mas de 50 estaciones en toda España. Si tienes un coche de gas licuado puedes consultar la app de AOGLP, patronal del sector.

Ventajas que ofrece un coche a GLP:

 

    • Bajas emisiones. Las emisiones de los coches de GLP son muy inferiores y el Impuesto de Matriculación se basa en ellas, la inmensa mayoría de los coches de gas que hay en el mercado no lo pagan al generar menos de 120 g/km de CO2. Con un coche con GLP obtienes la clasificación ECO, muy importante si vives o visitas Madrid o Barcelona, puesto que los dias de alta contaminación seguro que ya conoces cuáles son las limitaciones a circular durante los episodios de alta contaminación. Si conduces un coche ECO, estas solo te afectarán cuando se pase a los niveles de alerta superiores.

 

    • Impuestos reducidos. Los coches de GLP también obtienen una importante rebaja en el impuesto de circulación. Dependiendo del lugar en el que el vehículo esté registrado este descuento en el impuesto es hasta de un 75%.

 

    • El empleo de gas en el motor de combustión de un coche resulta mucho más limpio y eficiente que un combustible tradicional. Y esto hace el mantenimiento de un coche a gas mucho menos costoso que el de los coches convencionales, especialmente a largo plazo.

 

    • El GLP es más seguro dado que se encuentra en estado líquido mientras se encuentra en el deposito, porque se guarda a 7,5 atmósferas de presión. Su estado natural es gaseoso así que si se escapa nunca empapará la ropa como el diésel o la gasolina porque se evaporará casi de inmediato. Durante el repostaje no hay vapores ni derrames porque los depósitos de gas  GLP son totalmente estancos.

 

depósito tgi boca

Imagen: Seat. La boca de llenado del depósito tiene una válvula de seguridad que impide cualquier descuido.