Existen tres tipos de estufa a gas, según el tipo de quemador: de llama azul, de infrarojos y catalíticas.

¿Qué características tienen las estufas? ¿Qué tipo de estufa es mejor? ¿Cómo funcionan las estufas? ¿Qué tipo de estufa elegir? Son preguntas habituales entre los consumidores. Os contamos las características de los tres tipos de estufas que existen en el mercado actual.

 

Estufas de Llama Azul

DeLonghi VBF

Universal Innovations – Manhattan

Son estufas que se diferencian del resto porque una vez encendidas, dejan ver la llamas. Como indica su nombre las llamas que se ven son de color azul. Desde hace unos años existe una variación de este tipo de sistema, muchos la llaman “Llama Viva” y es que a través de un cristal uno puede disfrutar del calor de unas llamas similares a las de una chimenea. Funcionan con un quemador lineal situado en la parte inferior y desprenden el calor por diferentes lugares a la vez: frontal y superior o lateralmente. Calientan las estancias de manera más uniforme y cuentan cuentan con una larga vida útil. Al emitir el calor sobretodo por convección generan una mayor emisión de calor con un menor consumo de combustible.  Consumen de máxima unos 300 gramos de gas por hora y cuentan con una capacidad de climatización de hasta unos 20-30 m2.

 

Estufas de gas Cerámica o de Infrarrojos

Orbegozo HCE 73

Este tipo de estufas se caracterizan por tener un panel cerámico con agujeros por los sale el gas y se mezclan con el aire. Una llama piloto es la que enciende la mezcla y la mantiene. La combustión se realiza en la parte exterior del quemador cerámico. Generan el calor por convección (aire caliente) y principalmente por radiación (parte infrarroja de la combustión). Una vez encendidas el panel adopta un color anaranjado. Por seguridad se recomienda ubicarlas donde no haya niños o animales domésticos. Estas estufas cuentan con una larga vida útil. Consumen de máxima unos 300 gramos de gas por hora y tienen una capacidad de climatización de hasta unos 20-30 m2.

 

Estufas de gas Catalíticas

HJM GC 2800

La parte frontal de este tipo de estufas se caracteriza por ser totalmente plano. El calor se emite a través de su panel catalítico y se produce gracias a la reacción química que genera el gas con la llama. El calor se emite por igual tanto por convección como por radiación. Su poder calorífico es inferior pero cabe destacar que con este sistema la estructura no alcanzara nunca altas temperaturas por lo que es recomendable para estancias con niños y/o animales domésticos. Consumen de máxima unos 240 gramos de gas por hora y cuentan con una capacidad de climatización de hasta unos 20-25 m2.